Pulpotomia en niños

¿Qué es el tratamiento de pulpotomía en los niños?

A pesar de que su nombre nos pueda hacer pensar que se trata de un tratamiento dental poco común, lo cierto es que la pulpotomía es un procedimiento muy frecuente en los niños.

 

Gracias a él podemos curar los dientes de leche cuando la caries ha llegado hasta la pulpa (de ahí su nombre) o, en casos concretos, cuando existe una lesión a causa de un trauma en la pieza dental.

 

¿En que consiste la pulpotomía?

 

El procedimiento en niños consiste en eliminar la caries del diente y retirar la pulpa dañada de la corona del diente, respetando la pulpa de la raíz. El hueco resultante se rellena con un medicamento preparado especialmente para ello.

 

Como consecuencia de este “vaciado”, la pieza dental se vuelve más frágil, por lo que se lleva a cabo una reconstrucción con composite o la colocación de una funda para que el niño pueda masticar con normalidad. Además, se utilizan materiales miméticos con el esmalte y de alta resistencia para que esta perdure el máximo tiempo posible.

 

¿Cuándo se hace una pulpotomía?

 

El odontopediatra debe valorar si la pulpotomía es necesaria ya que, al realizarse en dientes temporales, tiene que diagnosticar si queda mucho para el cambio o no. Será necesario realizarla cuando el niño sienta molestias o cuando el diente temporal sea necesario para preservar el espacio que ocupará la pieza definitiva.

 

Objetivo de las pulpotomías

  • Acabar con el dolor o malestar del niño
  • Prevenir futuras complicaciones
  • Preservar la estética
  • Restaurar el diente dañado

 

El tratamiento debe ser realizado siempre por un odontopediatra. Solo el dentista especializado en niños sabe cómo tratar los dientes temporales (ya que no tienen el mismo tamaño que un diente normal) y cómo tranquilizar a los pequeños durante la consulta, tal y como hacemos en Pequeciro.

 

¿La pulpotomía en niños es dolorosa?

 

Cuando se acude a consulta y se descubre que el niño tiene una caries extendida, surge una preocupación extra en los padres: ¿le dolerá el tratamiento al niño?

 

La pulpotomía se realiza con anestesia local, así que el pequeño no sentirá dolor, y, tras el tratamiento, aunque aparezca alguna molestia ocasional, desaparecerá al cabo de uno o dos días.

 

Por lo tanto, podemos decir que la pulpotomía en niños no solo no es dolorosa, sino que ayuda a aliviar el dolor producido por una caries extendida.

 

 

En Clínica Pequeciro somos especialistas en Odontopediatría. Pide cita con la Dra. Cerdán, especialista en Odontopediatría y directora del equipo de Odontopediatría de Clínica Pequeciro. Llámanos al teléfono 91 577 39 44 o al 91 577 39 55. Estamos en la Calle Príncipe de Vergara 44, 1º A, en el barrio Salamanca de Madrid.

Llamanos ahora Llámanos