Odontología infantil

Estamos especializados en el trato de los más pequeños

Los niños, son sin duda, lo más importante para nosotros. En el sillón dental nuestro equipo de odontopediatras, con un lenguaje claro y sencillo, explica paso a paso todo aquello que van a sentir, de manera que el tratamiento se realiza en un ambiente agradable y relajado y principalmente indoloro.

Nuestro objetivo será disminuir al máximo el número de caries en nuestros pequeños.

 

Para ello utilizamos el MÉTODO CIRO, donde ofrecemos un protocolo preventivo individualizado según el riesgo de caries de cada niño/a, explicado y analizado por la Dra. Fátima Cerdán Gómez.

En la Clínica Ciro abarcamos todos y cada uno de los tratamientos que entran dentro del ámbito dental infantil.

Odontopediatra en barrio Salamanca Madrid

Nuestros tratamientos de Odontopediatría

 

La prevención es la clave de la salud bucodental de los pequeños. Desde Pequeciro pretendemos romper el mito de que no es importante cuidar los dientes de leche de los niños porque se van a caer. De hecho, existen evidencias de que una buena salud dental desde la infancia es uno de los factores más importantes para conseguir una boca sana cuando tengan la dentición definitiva. Para ello, es importante acudir al odontopediatra desde el momento en el que comienzan a erupcionar los primeros dientes de leche de manera que el especialista pueda valorar el espacio que existe entre ellos, su forma y tamaño, si existen dientes supernumarios, si la amplitud de los maxilares es la adecuada, etc.
Entre los tratamientos que más realizamos en esta rama de la odontología es pertinente señalar los siguientes:

  • Eliminación de caries: La caries es un problema que afecta con mucha frecuencia a los niños y, cada vez, desde edades más tempranas. De hecho, existe incluso la denominada “caries del biberón”. Es muy importante tratar esta dolencia desde el primer momento para que no afecte hasta la raíz del diente.

 

  • Traumatismos: Con frecuencia los juegos de los niños terminan en caídas o golpes que provocan la rotura de una pieza dental o la pérdida de esta. Por ello es necesario la reconstrucción de los dientes y, en los casos más graves, su reimplantación.

 

  • Aplicación de flúor: Este tratamiento tiene un fin preventivo y sus resultados serán visibles a largo plazo. El flúor es un mineral natural que endurece el esmalte y ayuda a los niños a conseguir unos dientes fuertes y sanos. Además, reduce las posibilidades de que desarrollen caries.

 

  • Aparato dental: Cuando comienzan a salir los dientes de leche, los odontopediatras pueden determinar si existirán problemas de espacio, disposición de los dientes, forma de las piezas, etc. y, en los casos en los que sea necesario recomendarán la colocación de aparatos dentales u ortodoncias para ampliar el tamaño de los maxilares o respetar el hueco de los dientes permanentes, por ejemplo.

 

  • Igualmente prestamos atención a las alteraciones congénitas de la dentición, como los dientes supernumarios o la anodoncia, piezas dentales con un tamaño superior o inferior al normal, etc.

¿El bruxismo infantil es preocupante?

 

También prestamos atención al bruxismo infantil o lo que es lo mismo, el rechinamiento o apretamiento de dientes que, normalmente, ocurre al dormir.

Este bruxismo lo presentan muchos niños y es una forma de estimular la dentición definitiva y favorecer la formación ósea y muscular de la cara.

En la mayoría de los casos este hábito desaparece cuando comienzan a aparecer los incisivos, pero si no se corrigiera, en Pequeciro prestamos especial atención al bruxismo infantil, ya que puede ser desencadenante de futuros problemas como dolores en los músculos de la cara, migrañas, dolores de oídos, desgaste de los dientes, etc.

El apretamiento de los dientes prolongado en el tiempo suele tener como causa principal el estrés y, por ello, el tratamiento más eficaz para eliminarlo es la elaboración de una férula de descarga de silicona o placa miorrelajante.