¿Por qué se sellan los dientes de los niños?

Cuando los niños son pequeños, es habitual que el dentista recomiende sellar sus muelas como medida preventiva para evitar la caries. Normalmente, esto ocurre entre los 5 y los 7 años, edad en la que comienzan a salir las primeras muelas definitivas.

El sellado dental es un procedimiento sencillo y que no supone ninguna molestia para el niño, por lo que los pequeños salen de la consulta encantados. Al terminar, el odontopediatra les enseñará como cuidar y limpiar sus dientes para mantener una perfecta higiene bucal.

¿En qué consiste el sellado?

El sellado de dientes tiene como objetivo rellenar las fisuras y surcos de la superficie los dientes, para impedir que la comida quede retenida en ellos. De esta forma, se evita la acumulación de bacterias y, por tanto, el posterior desarrollo de caries.

A la hora de llevarlo a cabo, el odontopediatra limpia en profundidad los dientes a sellar y después recubre todas las pequeñas cavidades del diente con el material de relleno elegido. Lo más habitual es sellar los molares, aunque también puede hacerse en los dientes anteriores.

Una vez que está colocada esta “capa protectora” el niño deberá acudir a revisiones periódicas para comprobar que sigue en buen estado. Lo más habitual es que los selladores tengan una duración media de unos cinco años, pero en caso de que se desprendan, es posible volver realizar el procedimiento.

Condiciones para sellar los dientes

Para poder ser sellado, el diente debe cumplir las siguientes condiciones:

– Debe estar completamente sano, es decir, no puede estar afectado por la caries.

– No puede aplicarse si el diente ha sido sometido a un empaste

– El diente tiene que haber erupcionado por completo. De no ser así, habrá que esperar a que termine de salir.

Es importante tener en cuenta que, aunque sellar los dientes es una medida preventiva y eficaz, no hay que descuidar la higiene dental en ningún caso. El mejor método de que el niño disfrute de una boca sana es mantener unos hábitos de limpieza adecuados, cuidando la alimentación y evitando dañarla con malos hábitos, como morder objetos o chuparse el dedo.

 

Si necesitas más información sobre el sellado de dientes, puedes pedir cita con el equipo de Odontología infantil de la clínica Ciro, dirigido por la Dra. Fátima Cerdán. Llámanos al teléfono 91 577 39 44 o al 91 577 39 55. Estamos en la Calle Príncipe de Vergara 44, 1º A, en el barrio Salamanca de Madrid.