psicomotricidad_ninos_dentista_barrio_salamanca_madrid

Juegos para mejorar la psicomotricidad de los más pequeños

El desarrollo de las habilidades de psicomotricidad fina son decisivas para el niño.
Cada avance que realice en este aspecto le permite experimentar y aprender cada día más. En consecuencia, la psicomotricidad fina juega un papel fundamental en el desarrollo de la inteligencia.
El aprendizaje y psicomotricidad están sujeton a grandes altibajos, a pesar de que requiere un ciclo progresivo. No debemos alarmarnos si vemos que el niño, en ocasiones, pasa por momentos de progresos acelerados y otras veces manifiesta frustrantes retrasos. Debemos tener en cuenta que forman parte del ciclo natural de aprendizaje.
Se cree que la motricidad fina se inicia hacia el año y medio, cuando el niño, sin ningún aprendizaje, empieza a emborronar y pone bolas o cualquier objeto pequeño en algún bote, botella o agujero.
La motricidad fina implica un nivel elevado de maduración y un aprendizaje largo para así conseguir un conocimiento pleno de cada uno de sus aspectos; recuerda que existen diferentes niveles de dificultar y precisión según avanza el niño.
Para trabajar en casa la motricidad fina, te traemos algunos juegos que podrás realizar con tus hijos:

 

Llamanos ahora Llamanos