errores habituales al cepillarnos los dientes ninos adultos clinica CIRO pequeciro dentista ninos

6 errores habituales al cepillarse los dientes

Todos sabemos cómo cepillarnos los dientes, ¿verdad? Desgraciadamente, no siempre lo hacemos bien y esto puede perjudicar nuestra salud bucodental y el estado de nuestros dientes.
Vamos a analizar cuáles son los errores más comunes:

 

  1. Cepillarse demasiado fuerte: cepillarse con demasiada fuerza puede dañar las encías sensibles y deteriorar el esmalte que protege los dientes. Intenta cepillarte con suavidad y utiliza un cepillo de dientes de cerdas suaves. La mayoría de las personas deberían evitar los cepillos con cerdas demasiado duras.
  2. No guardar el cepillo correctamente: aunque resulte irónico, el peor lugar para guardar el cepillo de dientes es el baño: es húmedo y está lleno de gérmenes. Como, a pesar de ello, resulta lo más cómodo, recomendamos guardarlo en un armario cerrado, en posición vertical, totalmente seco y lejos de las bacterias que se acumulan en el aire. Si el cepillo tiene un protector, asegúrate de guardarlo seco.
  3. No enjuagar el cepillo tras el cepillado: utilizamos el cepillo para eliminar las bacterias, así que debemos limpiar el cepillo a posteriori para remover las bacterias que hayan quedado en él. Esto que puede parecer tan obvio no lo hacen muchos niños. Igual de importante es secar el cepillo una vez se ha limpiado (la típica sacudida del cepillo y de las cerdas vale), de este modo evitamos que esté húmedo, lo que facilita el cultivo de bacterias.
  4. Compartir el cepillo de dientes: el cepillo de dientes es personal e intransferible, no lo compartas con ningún miembro de la familia, por mucho amor que le tengas. Las bacterias pueden pasar de boca a boca y provocar alguna enfermedad o incluso caries.
  5. Utilizar un cepillo de dientes viejo: cambia de cepillo de dientes cada 3-4 meses, o incluso antes si las cerdas se han estropeado. Si has tenido un resfriado o una gripe, también puedes tirar el cepillo viejo a la basura.
  6. No cepillarte el tiempo suficiente: muchas personas se cepillan con demasiada rapidez. Mantén tu cepillado durante al menos 2 minutos, tres veces al día. Puedes animar a los niños utilizando canciones o juegos.

 

¡Mantén una boca sana y limpia! En Pequeciro apostamos por una salud con diversión. Si tienes cualquier consulta, llámanos al 91 577 39 44 o acércate por nuestra clínica dental infantil en el Barrio Salamanca de Madrid, en Calle Príncipe de Vergara 44, 1º A.

Llamanos ahora Llámanos