fluor-ninos-salud-dental-caries-Pequeciro-Clinica-dental-CIRO-Madrid

¿Qué cantidad de flúor debe contener la pasta de dientes para niños?

El uso masivo de pastas de dientes fluoradas durante los últimos 30 años ha supuesto una de las principales razones del importantísimo descenso de la incidencia de caries dental en la población. Es por tanto evidente que un adecuado uso del flúor ayuda contra la aparición de caries, pero debe ser equilibrado. Un exceso de flúor durante la aparición y la formación de los dientes en el dentífrico de los niños puede hacer que aparezcan manchas en el esmalte, aunque no empeora la salud de sus dientes. Así, según información de la Sociedad Española de Odontopediatría, considerando el riesgo de moteado del esmalte existen 3 grupos a tener en cuenta:

 

De 0 a 4 años

Ya que la calcificación y maduración de los primeros incisivos y molares ocurre antes de los 4 años, se considera que los niños de estas edades tienen mayor riesgo de presentar manchas en esos dientes. Específicamente, el periodo que va de los 15 a los 30 meses de edad recibe el nombre de «ventana de la susceptibilidad», ya que es el periodo de mayor riesgo. En ese rango de edad, el uso de fluoruros debe ser cuidadosamente controlado y equilibrado con las necesidades de prevenir la aparición de caries en la infancia.

 

De 4 a 6 años

Durante este periodo tiene lugar la calcificación y maduración de los dientes posteriorees (premolares y segundos molares), y existe un alto riesgo de que se formen manchas en el esmalte. Sin embargo, cuando esto ocurre supone un problema estético menor y debe ser contrapuesto frente al claro beneficio en la prevención de caries que supone el uso de fluoruros.

 

De 6 años en adelante

A partir de los 6 años existe un riesgo insignificante de que se formen manchas en el esmalte debido al uso de fluoruros, a excepción de los terceros molares.

 

¿Qué concrentración de flúor es la adecuada?

En niños pequeños, todavía bebés, se recomienda que los padres limpien sus dientes con una gasa humedecida o un dedal. Para niños menores de 3 años es recomendable utilizar una pasta de dientes que contenga 1000-1450 ppm de flúor y poner una cantidad ínfima en el cepillo de dientes: la cantidad suficiente para “manchar” el cepillo. A partir los 3 años, y cuando veamos que no se la tragan, se recomienda que  la pasta sea de 1350 a 1500ppm de flúor, la cantidad de pasta en el cepillo debe ser la equivalente al tamaño de una lenteja.

 

En la Clínica CIRO de los doctores Jiménez contamos con expertos en odontología infantil que pueden darte unas adecuadas pautas de prevención y cuidados de la salud dental de tu hijo/a. Pide cita con nosotros llamando al teléfono 91 577 39 44 o al 91 577 39 55. Estamos en la Calle Príncipe de Vergara 44, 1º A, en el barrio Salamanca de Madrid.

Llamanos ahora Llámanos